Archivo de la categoría: alzheimer

spec_dementia_care_3_630_260_c1

Sala Snoelzelen en la Residencia Geriátrica El Paular

En la Residencia Geriátrica El Paular estamos de enhorabuena, el proyecto de implantar una sala Snoelzelen para residentes con demencia o alzheimer es ya hoy una realidad.

Los entornos SNOEZELEN ofrecen una multitud de experiencias sensoriales, como las que se citan a continuación:

- Efectos de luz (Ej. tubos de burbujas, fibras ópticas, etc.)

- Variedad de sonidos

- Aromas estimulantes

- Experiencias táctiles

- Masaje y vibración

- Diferentes y numerosas actividades

- Oportunidades para fomentar la interacción y la participación

IMG_3720IMG_3721 IMG_3725IMG_3723

IMG_3724unnamed

IMG_3722

El  objetivo  principal de esta sala es: La mejora de la calidad de vida de los usuarios en general, retrasando procesos de empeoramiento de las capacidades  cognitivas y  estimulando  multisensorialmente en un ambiente relajado y positivo.

Es importante realizar estas sesiones de manera individualizada para conseguir el máximo efecto en el usuario y que la experiencia le dote de confianza y relajación evitando a toda costa cualquier estímulo negativo para él. Ya que cada persona es diferente y se encuentra afectada de manera distinta.

En cuanto a los beneficios para los usuarios  podemos citar muchos de ellos como:  la mejora de la psicomotricidad  fina, estimulación del sentido del olfato, vista, tacto, lenguaje, oído, coordinación, todo esto lleva al bienestar del usuario. La relajación que se experimenta y la reactivación de conexiones en el cerebro, favorece la integración con el grupo, las capacidades de conducta y emocionales.

Os iremos contando con ilusión nuestro trabajo en este ámbito.

Mónica Sellés Rodríguez

 (T.A.S.O.C Residencia Geriátrica El Paular S.L)

 

Paciencia, amor, cariño…., los deseos de nuestros mayores en el Dia Mundial del Alzheimer

Nuestros residentes hablan sobre esta enfermedad, saben a lo que se enfrentan algunos de sus compañeros que la padecen y sus familiares y amigos. Hoy hablando con ellos con motivo del dia mundial del Alzheimer han querido expresar sus deseos frente a esta enfermedad.

Compartimos con vosotros los deseos de nuestros mayores:

help concept, special toned photo f/x, focus point selective

Desde el Paular deseamos:

* Josefa Arnau:  Que se haga todo lo imposible  por curarlo.

* Julian: que haya más dinero destinado a curar a estas personas.

* Cristina: también como Julian, que haya más dinero, que hace mucha falta.

* Josefa Requena: que el que está a cargo de estas personas se ocupe más de ellos y los atienda más.

* Rosario Bravo: que mejoren y se curen todos.

* Laura: que las personas que les cuiden tengan mucha paciencia.

* Emilio: mientras llegue la solución, que se tenga paciencia, amor, cariño y esperanza y que haya más centros especializados.

* Asunción:  lo mismo que Emilio

* Pilar: que dediquen más medios para curarlos.

* Federico; que salga un buen investigador que encuentre la cura.

¿Cual es vuestro deseo?…..

 

 

El fútbol, la terapia de reminiscencia y el alzheimer

Hoy nos hemos encontrado con este interesante artículo en el periódico La Vanguardia, se trata de un proyecto piloto impulsado por el Instituto de Envejecimiento de la UAB y la Federación Española de Asociaciones de Futbolistas de Veteranos , en el que participan exjugadores y aficionados mayores con deterioro cognitivo.

El proyecto Memoria del Fútbol arrancó en 2008 en Escocia, con resultados muy positivos. Es España se va a realizar una primera experiencia piloto en Barcelona, Bilbao y Valencia, utilizándo para ello la terapia de la reminiscencia.

Esta terapia se basa en contenidos de fútbol y se trabaja con fotos, vídeos u objetos que “sirven para estimular buenos recuerdos de tiempos pasados y compartidos, mejorando así la autoestima, promoviendo la identidad individual y colectiva y, en definitiva, mejorando el estado de ánimo y creando un espacio de bienestar compartido” entre personas que sufren una misma situación pero que “también comparten un pasado lleno de buenos recuerdos”.

Interesante,  ¿verdad?,  a nosotros sí nos lo parece, os dejamos el enlace a la noticia completa.



http://bit.ly/123FP6M


Nuestros residentes hablan del Alzheimer

Hoy 21 de Septiembre es el “Día Mundial del Alzheimer”. El Alzheimer es una demencia,  una enfermedad degenerativa cerebral. Se encuentra dentro del grupo de demencias primarias porque no puede ser considerada como efecto de cualquier otra enfermedad y/o traumatismo. Es irreversible y progresiva, una vez iniciada sigue un proceso no recuperable y generalmente se desarrolla de forma insidiosa.

Desde la Residencia El Paular tenemos muy presente esta enfermedad y para “no olvidar” y hacer un pequeño homenaje a todos aquellos que sufren esta enfermedad y a sus familias, hemos preguntado a nuestros residentes qué es para ellos esta enfermedad, como la definen, como la viven… aquí os dejamos sus opiniones y pensamientos...


  Enriqueta lo define de la siguiente manera: “es algo malo, pues pierden el conocimiento, se vuelven agresivos y se quedan privaditos en la cama; las personas con alzheimer son como niños”. 

 Cristina dice: “es una enfermedad que hace que las personas pierdan la personalidad”. María R. comenta lo siguiente: “en esta enfermedad lo primero que se pierde es la memoria y por eso se escapan de casa”. 

 Federico lo dice claramente: “es algo muy malo, las personas con alzheimer pierden su conocimiento”. 

 Laura y María D. dicen no conocer la enfermedad, aunque saben que es algo malo. 


A lo largo de esta larga conversación también hemos podido conocer la experiencia directa de algunos de nuestros residentes con esta enfermedad

 Enriqueta cuidó de su madre, enferma de alzheimer, y posteriormente de su hermana. Cristina atendió a una prima que enfermó de alzheimer. Ambas coinciden en que son experiencias muy duras y difíciles, que tuvieron que hacer uso de muchísima paciencia. Es algo que no podrán olvidar…

 Nuestros residentes también intentan a ayudar a las personas y familias que sufren Alzheimer y nos dan sus consejos… 



 Federico recomienda buscar un médico entendido en el tema para que ayude a la persona (neurólogo). 

 María D. dice que hay que buscar una persona que les ayude en todas las cosas que tienen que hacer en el día a día (cuidador). 

 Entre todos proponen: sacarles de paseo frecuentemente, tener paciencia con ellos, tener mucha voluntad, recordarles que día es y dónde están, ayudarles en lo que necesiten y, sobre todo… darles mucho cariño.

 Nosotros desde El Paular entre otras cosas, recomendamos acudir a la consulta del neurólogo al detectar los primeros síntomas de la enfermedad, seguir rigurosamente el tratamiento farmacológico, estimular física y cognitivamente, mantener la autonomía el máximo tiempo posible y principalmente, paciencia y cariño.



Ellas, nuestras abuelitas trabajadoras.


8 de Marzo: DÍA DE LA MUJER TRABAJADORA

La celebración del día internacional de la mujer trabajadora ha sido el tema de conversación en la residencia El Paular esta última semana. Nuestras residentes han querido contar su experiencia, su día a día laboral hace unos años, recordando y dando luz a historias de vida excepcionales. 


¡Las compartimos con vosotros!. 

- Josefina B. (88 años) empezó a trabajar muy joven, pues con 15-14 años su vecina la enseñó en el oficio de la costura; fue sastresa. Al preguntarle por su trabajo cuenta que cosía ropa de hombre, primero como civil y posteriormente, durante la guerra, en el ejército. Durante esta última etapa hacía trajes para los militares.


- Carmen C. (79 años) no recuerda muy bien su profesión, pero lo que sí dice es que de jovencita tuvo que limpiar las casas de otras personas.


- Fuensanta (84 años) también es otra de nuestras mujeres trabajadoras, ya que al faltar su padre siendo ella una niña no le quedó más remedio que ponerse a trabajar…eran 8 hermanos!. Desde muy pequeña tuvo que fregar suelos para llevar algo de dinero a casa; posteriormente entró a trabajar con los dueños de una panadería, cuidando de sus hijos y de la casa. En la panadería aprendió a hacer un poco de todo, incluso a coser.



- María R. (88 años) fue maestra en el Colegio Virgen del Pilar de Murcia durante unos 5 o 6 años; daba clases a niños de hasta 9 años. Según dice no le gustaba mucho este trabajo, por lo que al casarse lo dejó para dedicarse a las tareas del hogar.


- Rosa (88 años) cuenta que sus padres tenían una tienda de comestibles y que desde muy jovencita empezó a echarles una mano. Al mismo tiempo que les ayudaba en la tienda cuidaba de la casa y al casarse pasó a cuidar de su propio hogar.


- Enriqueta (67 años) ha sido peluquera y regentaba una peluquería de su propiedad en Finestrat. Al preguntarle que hacía nos cuenta que peinaba, ponía tintes, hacía permanentes, etc. Comenta que su peluquería funcionaba muy bien, teniendo clientes que iban desde Benidorm.


- Mercedes (86 años) trabajó en la fábrica de cintas que había hace años en Alicante; allí hacían lazos, cordones… Tiene buenos recuerdos de aquella época.

- María F. (80 años) cuenta que ella tuvo que trabajar en el campo recogiendo almendra, pelándola, limpiándola… Una vez casada se dedicó a las tareas del hogar.

- Gloria (82 años) estuvo un tiempo trabajando con sus padres en el campo, pero pronto tuvo que marcharse a Alemania a trabajar en una fábrica de medias; allí estuvo 17 años. Cuando regresó a España, ya casada, montó una bodega con su marido.


- Ramona (85 años) ha sido ama de casa, se dedicaba a las tareas del hogar y a cuidar de sus hijos.



- Laura (74 años) ha trabajado como oficinista, primero en un negocio familiar y posteriormente en una empresa de automóviles. En este último trabajo hacía de todo, incluso vender coches.


- Natalia (89 años) tuvo que cuidar de sus hermanos durante la guerra, eran 6 hermanos y no fue una época buena. Más tarde, ya casada, se dedicó a las tareas de su casa.


- María D.(89 años) ha trabajado mucho a lo largo de su vida, pues su padre faltó en la guerra y tenía que ayudar en la economía familiar. De jovencita fue modista, hasta poco antes de acabar la guerra que empezó a trabajar en el tranvía como cobradora. Posteriormente estuvo en comedores de auxilio social. También ha trabajado en la fábrica de caramelos “El Monaguillo” y una vez casada en una fábrica de cacahuetes y almendras.



Testimonios de nuestros abuelitos sobre la terapia con perros en El Paular

Ya hace un tiempo que empezamos atrabajar con Nacha y Blue, los perros de terapia del Centro Canino Ngorong.Para ser exactos, comenzamos el 21 de Abril con nuestros residentes másasistidos y viendo los resultados obtenidos, el 16 de Junio pasamos también atrabajar con las personas con un deterioro leve, moderado o sin ningún tipo dedeterioro y/o demencia.


Cumplidos ya los 6 meses, hemosdecidido preguntar a nuestros residentes qué les parece este tipo de terapia, qué perro les gusta más o cuál ha sidola actividad en la que más han disfrutado, entre otras cosas.




Laura dice que le gustan ambos perros,tanto Nacha como Blue; la primera le gusta por lo bonita que es y el segundoporque es muy gracioso. Ella siempre les pone agua cuando acaban la actividad,ya sea con ellos o con los residentes asistidos, y esto le encanta. En cuanto alas actividades que han hecho, la que más le ha gustado ha sido la del bingo,aunque también le gusta cuando le tiran cosas y van a por ellas. Mientrasestamos hablando no para de decir que son muy cariñosos, que le encantan y queson muy dóciles y buenos.

Josefina comenta que son animalesencantadores y al igual que a Laura, también le gustan ambos perros; le encantaacariciarlos y lanzarles cosas. Dice que son muy bonitos y que le gusta el pelo de lana que tiene Nacha.

A María F. le gusta más Blue, pues dice que es más gracioso. De todaslas actividades que hemos hecho cuenta que no puede decidirse por ningunaporque todas le han gustado por igual. Le encantan los perros, de hecho ellatenía dos, Moro y Mulata.

A Carmen C. también le gusta más Blue, es más pequeño y lo puedetocar mejor. Le encanta darles de comer porque según nos dice le da pena quetrabajen tanto y no coman nada. Al igual que María ha tenido perros en su chaletde San Vicente.

MaríaR. coincide conMaría F. y Carmen C., a ella también le gusta más Blue. En cuanto a lasactividades que hemos hecho dice no poder decidirse, todas le han gustado y dehecho no se ha perdido ninguna de las que hemos hecho.

A Rosario S. le encantan ambos perros, dice que son muy bonitos y queno podría decidirse por ninguno de los dos. Desde que se decidió a venir a lassesiones ya no ha faltado a ninguna, pues le encantan.

PacoL. nos dice con unasonrisa pícara que le encantan todos los perros y, como no, su dueña. Laactividad que más le ha gustado, por supuesto, es la del baile, pues bailó conDori (terapeuta) varias piezas de Manolo Escobar.

A Enriqueta le causan un poco de respeto los perros, pero una vez quelos toca ya se relaja y participa en todas las actividades. Ayuda muchísimo,tanto en la actividad como a sus compañeras/os y esto es lo que más le gusta.

Fuensanta no puede decidirse, le gustan ambosperros y le han encantado todas las actividades en las que ha participado,aunque al principio le costó un poco acudir a las actividades.
A Cristina le gustan ambos perros, pues dice que son muy bonitos,hermosos y que están muy bien cuidados y atendidos; son alegres y saben hacermuchas filigranas.


Con el frío nuestros recuerdos se vuelven refranes

Hoy, con el fresquito de la tarde hemos estado recordando algunos refranes que hacen referencia a las estaciones de otoño e invierno y a los días de Navidad, no olvidando tampoco el clima típico de esta época del año. 

 Otoño
Tan malo es para los niños el verano, como el otoño para el anciano.

Per tots sants guarda el abanico i trau els guants.


Otoño presente, invierno en la acera de enfrente.


 

Invierno:


En enero se hiela el caldo en el puchero.


Febrerito el corto, un día peor que otro.


Cuando en febrero caliente estás, en Semana Santa tiritarás.


En febrero busca la sombra el perro y el cochino el bañaero.


No lloviendo en enero, ni buenos prados ni buen centeno.

 

 

 Navidad:


Navidad en el fogón, Semana Santa el sol.


La Nochebuena y la Santa, debajo de la manta.

 

  El clima:


Una buena capa todo lo tapa.


Vaya yo caliente y ríase la gente.


Cuando la vieja duerme, lluvia viene.


 

 

  Cajón de sastre:


A quien buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.


En mayo planté y sin trigo me quedé.


El limón y la miel casan muy bien.


¡FELIZ PUENTE!

Trastadas de la niñez, ¡nosotros también hemos sido niños!

Hoy nos hemos reído un montón contando gamberradas y trastadas de la infancia, ¿os acordáis de las vuestras?


Angelita cuenta, que de pequeña la mandaban a comprar el pan, y casi siempre lo devolvía pellizcado, y su madre se daba cuenta siempre.

A Hugo con 12 añitos lo mandaban a comprar el pan y en más de una ocasión trajo solamente la molla del centro :D


Fuensanta tuvo una experiencia pasada por jabón, ¡muy limpia!!. Cuando tenía 8 o 9 años, su madre la mandó a comprar jabón, y ella lo confundió con un caramelo, de manera que se lo comió y estuvo un buen rato echando espuma por la boca!!…


A Enriqueta le manchó su profesora de tinta el vestido nuevo, y para que su madre no la viera (porque sabía la que le esperaba), se escondió debajo de la cama y no había quien la sacara de allí.


Andrés era repartidor de leche de jovenzuelo, y cuando le pedían más leche y no le quedaba, a las últimas garrafas le añadía agua para que saliera más cantidad y tener para todos, eso sí, siempre lo negó, ¡que pillastre!!!


Cristina nos cuenta algo parecido, cuando con su amiga Paquita, mezclaron la leche del lechero con agua del grifo, y como no era potable, todo el pueblo tuvo problemas de estómago y se enfadaron con el pobre lechero, que nunca llego a entender que es lo que había pasado. 


Mabel se comía las barras de labios con sabor a fresa de su hermana mayor, cuando se quedaba sola, pero al volver cuando la pillaban, ella lo negaba con toda laboca pintada de rojo!! Je, je…



Federico le quitó la flauta a un hermano de un amigo, y se la tiró al pozo del pararrayos, ¡la dieron por perdida!


Cuando Tina tenía 5 años y junto con una amiga, decidieron que podían conseguir dinero pidiendo por las calles de Madrid. Sus madres, que no sabían nada, sospecharon de algo raro cuando les llevaron de regalo cerillas (que en aquella época eran muy caras), descubrieron cómo las habían conseguido y les prohibieron que pidieran más, pero las cerillas se las quedaron porque ¡a nadie le amarga un dulce!




A Andrés le gustaba pescar con su primo en el río. Un día le robaron una trucha que el cura del pueblo había pescado, y cuando llegaron a casa y enseñaron la supuesta pesca del día, les dijeron que le regalaran la trucha al cura como un obsequio de la familia. (Así que el cura tuvo de nuevo su trucha sin saberlo),¡¡ pero ellos se rieron mucho!!!


Mabel cuando tenía 15 años se fue a las fiestas del pueblo de una amiga en verano, y como ya por aquel entonces le gustaba mucho viajar de un lado a otro, en cuanto terminaron las fiestas cogió un tren y por su cuenta, se fue a visitar unos días a otra amiga a la playa, ¡sin decir nada previamente a sus padres!. El caso, es que los padres llamaron por teléfono, y se enteraron de que estaba en otro lugar y fueron a por ella. Estuvo una semana castigada sin salir, por no pedir permiso y hacer lo que quería sin consultar.

Súmate al Rosa

Hoy 19 de octubre de 2011 es el dia internacional contra el Cáncer de Mama, la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) ha puesto en marcha la campaña Súmate al Rosa porque en la lucha contra el cáncer de mama, uno de los cánceres que afecta a un número más amplio de la población, la concienciación, la prevención, la solidaridad, la movilización y el apoyo de cada uno de nosotr@s es clave.

“Súmate … al rosa” es una llamada, un movimiento que simboliza esa lucha y, sobre todo, un punto de vista positivo y solidario de toda la población, que se hará realidad en todo el centro de Barcelona el día 19 de Octubre, Día Internacional contra el Cáncer de Mama.

Mediante la colaboración de comercios, medios audiovisuales, asociaciones y empresas de renombre, el rosa será el protagonista, el color que vestirá la calle de una ciudad plenamente solidaria como Barcelona. Únete a este movimiento.

¿Cómo puedo participar?

Participa en las actividades organizadas,

Haz que se sumen al rosa tus amigos y familiares,

Viste el día 19 alguna pieza rosa y déjanos una foto en la página
En El Paular hechos hecho lazos rosas, y los llevaremos todo el dia, nos sumamos al rosa, ¿y vosotros?

Entre todos, la lucha contra este cáncer será mucho más fuerte.No lo dudes, hazlo por ti, hazlo por ella, por todos, Súmate al Rosa.

Mi experiencia con el Alzheimer

Echando la vista atrás me doy cuenta de que faltan apenas unos dias para que se cumplan seis años desde que entré a formar parte de la gran familia de “EL PAULAR”.
Recuerdo que al principio no sabía por donde empezar y mis compañeros tenían que ir aconsejándome continuamente, “mis abuelitos”, como yo les llamo, me tomaban el pelo continuamente y yo, dentro de mi ignorancia, creía todo lo que me decían.
El tiempo ha ido pasando y con él nuevos rostros han ido llegando, otros, que al principio estaban, ya no están, pero de todos y cada uno de mis abuelitos guardo buenos recuerdos.
El hecho, o el mal que nos acontece en estas líneas, dejémonos de eufemismos, es el de la enfermedad del Alzheimer. Una enfermedad neurodegenerativa de la que todavia se sabe poco, pero que por desgracia padece un gran número de personas.
En mi ámbito laboral me encargo de entretenerlos, y lo que es más importante, de estimularlos, ya que es una forma demostrada y positiva de evitar que esta enfermedad extienda sus redes, de forma más rápida, sobre la persona afectada.
Es desalentador ver como, aunque todos ponemos de nuestra parte, al final la enfermedad acaba por hacer mella de forma irreversible, y ves como gente que antes era capaz de hacer maravillas a nivel manual o lúdico, ahora no sabe coger un lápiz o mover una ficha encima de un tablero de cualquier juego.
Lo único que se precisa es paciencia, cariño, adaptación y ganas, para poder dar a nuestros abuelitos las necesidades que requieren en cada una de las etapas de esta enfermedad. Es fundamental la estimulación de los sentidos, el contacto físico, las muestras de cariño, el poder ponerles al alcance cosas que les hagan recordar buenos momentos, una canción, una película, un tema para hablar,….
Por ejemplo, una canción que les haga recordar momentos de su juventud, motivarlos para que bailen preguntando de que forma lo hacian antes, animarlos con comentarios picarones, ya que ellos bailaban cogidos, les encanta y les hace reir.
Y creo que no hay nada más satisfactorio, por lo menos para mi, que el poder marcharme a casa con la tranquilidad de haber recibido la mirada cómplice y la sonrisa de una persona, que por desgracia, no recuerda que tiene hijos (a pesar de que han estado cinco minutos antes aqui en El Paular viéndoles bailar).
Lo importante es que familiares y cuidadores no olvidemos que aunque el Alzheimer hace que olviden y no recuerden, el cariño es algo que reconocen siempre y además sienten.
Hugo Ortega.
TASOC de El Paular