Archivo de la categoría: buñuelos

Las torrijas de los abuelos

Como buenos y buenas cocineros/as que son, nuestros abuelitos nos proponen unas cuantas recetas de productos típicos de la semana santa y la pascua. ¿Alguien se atreve a probar…?

v Buñuelos de calabaza:

¥ Ingredientes:

-        1kg de calabaza

-        1kg y ½  de harina

-        6 huevos

-        1 limón rallado

-        Levadura de panadería

-        Azúcar

-        2 l. de aceite

¥  Preparación:

      Se trocea la calabaza y se pone a hervir con agua. Una vez que está blandita se machaca y la guardamos hasta que esté templada para  poderla amasar bien.



        Mezclamos la harina y la levadura con la ayuda de un colador. Se junta la masa de calabaza con la harina, el azúcar, los huevos y el limón rallado; se mezcla todo muy bien para que quede homogéneo.



       Ponemos en una sartén el aceite y echamos la corteza del limón para saber cuando está caliente el aceite.



      Con la ayuda de una cuchara vamos echando la masa en una buñolera ya caliente; la metemos en la sartén y los vamos sacando conforme los vamos viendo doraditos.



     Antes de comer hay que dejarlos enfriar en una fuente con papel de cocina, que absorbe el aceite. Se pueden comer acompañados de azúcar.

(María D. y Cristina)

           Se debe decir que los buñuelos pueden ser también de viento, arroz o manzana, eso ya va al gusto de cada uno y a la tradición familiar. Y, además de comérselos solos, podemos acompañarlos de una buena taza de chocolate caliente.
Uuuummm, ¡qué ricos!

v Torrijas:

¥ Ingredientes:

-        1l de leche

-        Azúcar

-        Canela en rama y en polvo

-        Huevos

-        Pan del día anterior

-        Aceite

¥  Preparación:

Se pone la leche a calentar con una ramita de canela hasta que hierva un rato; mientras tanto vamos cortando el pan en rebanadas.Retiramos la leche del fuego y la dejamos enfriar. Una vez que está templada vamos mojando el pan en la leche.

        Ponemos el aceite a calentar en una sartén. Pasamos el pan por el huevo batido y echamos las rebanadas en el aceite bien caliente.



       Cuando están doraditas las torrijas las sacamos del fuego y las ponemos en una fuente con papel absorbente; les echamos azúcar y canela en polvo.



         Una vez frías ya están listas para comer.

(María D., Rosario B. y Mario)




¡FELICES VACACIONES!


¡y no os olvidéis de visitar a vuestros abuelos!