Archivo de la categoría: residencia geriatrica

spec_dementia_care_3_630_260_c1

Sala Snoelzelen en la Residencia Geriátrica El Paular

En la Residencia Geriátrica El Paular estamos de enhorabuena, el proyecto de implantar una sala Snoelzelen para residentes con demencia o alzheimer es ya hoy una realidad.

Los entornos SNOEZELEN ofrecen una multitud de experiencias sensoriales, como las que se citan a continuación:

- Efectos de luz (Ej. tubos de burbujas, fibras ópticas, etc.)

- Variedad de sonidos

- Aromas estimulantes

- Experiencias táctiles

- Masaje y vibración

- Diferentes y numerosas actividades

- Oportunidades para fomentar la interacción y la participación

IMG_3720IMG_3721 IMG_3725IMG_3723

IMG_3724unnamed

IMG_3722

El  objetivo  principal de esta sala es: La mejora de la calidad de vida de los usuarios en general, retrasando procesos de empeoramiento de las capacidades  cognitivas y  estimulando  multisensorialmente en un ambiente relajado y positivo.

Es importante realizar estas sesiones de manera individualizada para conseguir el máximo efecto en el usuario y que la experiencia le dote de confianza y relajación evitando a toda costa cualquier estímulo negativo para él. Ya que cada persona es diferente y se encuentra afectada de manera distinta.

En cuanto a los beneficios para los usuarios  podemos citar muchos de ellos como:  la mejora de la psicomotricidad  fina, estimulación del sentido del olfato, vista, tacto, lenguaje, oído, coordinación, todo esto lleva al bienestar del usuario. La relajación que se experimenta y la reactivación de conexiones en el cerebro, favorece la integración con el grupo, las capacidades de conducta y emocionales.

Os iremos contando con ilusión nuestro trabajo en este ámbito.

Mónica Sellés Rodríguez

 (T.A.S.O.C Residencia Geriátrica El Paular S.L)

 

El fútbol, la terapia de reminiscencia y el alzheimer

Hoy nos hemos encontrado con este interesante artículo en el periódico La Vanguardia, se trata de un proyecto piloto impulsado por el Instituto de Envejecimiento de la UAB y la Federación Española de Asociaciones de Futbolistas de Veteranos , en el que participan exjugadores y aficionados mayores con deterioro cognitivo.

El proyecto Memoria del Fútbol arrancó en 2008 en Escocia, con resultados muy positivos. Es España se va a realizar una primera experiencia piloto en Barcelona, Bilbao y Valencia, utilizándo para ello la terapia de la reminiscencia.

Esta terapia se basa en contenidos de fútbol y se trabaja con fotos, vídeos u objetos que “sirven para estimular buenos recuerdos de tiempos pasados y compartidos, mejorando así la autoestima, promoviendo la identidad individual y colectiva y, en definitiva, mejorando el estado de ánimo y creando un espacio de bienestar compartido” entre personas que sufren una misma situación pero que “también comparten un pasado lleno de buenos recuerdos”.

Interesante,  ¿verdad?,  a nosotros sí nos lo parece, os dejamos el enlace a la noticia completa.



http://bit.ly/123FP6M


Manzanilla, miel, aloe vera,…remedios de siempre y plantas medicinales.

    En honor a Federico, al que le encantan estos temas, cada cierto tiempo hablamos de plantas y frutos que tienen poder curativo y que utilizamos para poner remedio a determinados males comunes. Compartimos y difundimos los remedios naturales de los mayores de la Residencia El Paular.


- Aloe Vera: se utiliza para quemaduras, aliviando el dolor, disminuyendo la inflamación, previniendo la ulceración y acelerando la cicatrización; también para traumatismos y cortes, aliviando rápidamente el dolor en golpes, luxaciones, esguinces, dolores musculares, reumáticos y artríticos; en picores por cualquier causa: intoxicación por alimentos o medicinas, varicela, sarampión, picaduras de insectos o medusas; acné, psoriasis, úlceras en las piernas; quita las manchas de la piel; etc.                                           

Según nos dice Federico, lo podemos encontrar en los jardines de la Residencia.

- Manzanilla: se toma frecuentemente en té, teniendo un agradable sabor y se puede beber de tres a cuatro veces al día entre las comidas. Se utiliza para afecciones hepáticas, excesos alimenticios, facilita la expulsión de gases, ayuda calmando los dolores articulares, actúa sobre el nerviosismo, especialmente si afecta al aparato digestivo (nervios al estómago), reduce las reacciones alérgicas y cicatrices en la piel, mejora los síntomas físicos de la depresión, dolor en la menstruación, actúa en dolores de cabeza causados por tensión e insomnio y baja la fiebre.


Nuestros residentes la toman en infusión casi todas las tardes o más frecuentemente cuando se encuentran algo indispuestos.



- Valeriana: Se utiliza en estados de nerviosismo, insomnio, ansiedad, depresión, estrés, vértigos, asma nerviosa, histeria, espasmos, palpitaciones causadas por estados de ansiedad, agotamiento intelectual, agotamiento nervioso, irritabilidad, migrañas y jaquecas. También en trastornos cardíacos o digestivos de origen nervioso. Se dice que esta planta es la más importante de todas las que poseen propiedades sedantes del sistema nervioso, de los órganos digestivos y de otros que son regulados por el sistema neurovegetativo.


La toman en la residencia cuando están algo nerviosos o no pueden dormir bien y quieren algo natural.

  …….Y así podríamos continuar, con multitud de plantas medicinales, pero ellos también tienen algo que decir con respecto a este tema. Y es que los remedios caseros son los de toda la vida…

  Cuando nos levantamos con los ojos irritados o con muchas legañas los lavamos con un poco de manzanilla tibia.


  Si nos pica una avispa nos tenemos que poner un poco de barro o frotar la picadura con amoniaco.


  En estos días de exceso bebemos un poco más de la cuenta y nuestros residentes recomiendan tomar un café bien amargo u oler amoniaco para que se nos pase la resaca.


  También solemos comer mucho, así que debemos tomar sal de fruta, bicarbonato con limón o cualquiera de las siguientes infusiones: manzanilla, poleo, anís estrellado…


  Si hemos pasado mala noche y nos falta energía, lo más adecuado es un café bien cargadito.


  Cuando estamos nerviosos por algo tenemos que tomar una o dos pastillas de valeriana o una infusión de tila o valeriana, que también está en té.


  Que nos hemos resfriado, pues lo mejor es beber un vaso de leche con miel antes de acostarnos o hacer vahos de eucalipto o menta si no podemos respirar.

  Si lo que tenemos es mucha tos, las pastillas “Juanola” o el regaliz son buenos aliados; también la calma una cebolla partida en la habitación mientras dormimos.


Estos son los remedios y los consejos de los residentes de El Paular :) )


El menú de fin de año elaborado por nuestros residentes.

Menú fin de año

Como estamos navidades, hemos querido hacer un menú especial para la última noche del año y así poder entrar en el 2013 con muy buen pie.

Entrantes:

ì  Entremeses: jamón, lomo, salchichón y chorizo

ì  Salmón, mojama y hueva con tomate rallado

ì  Gambas y langostinos

1er plato:

ì  Coctel de gambas con salsa rosa

ì  Ensalada especial (apio, tomate, huevo duro, lechuga, escarola…)

2º plato:

ì  Cordero al horno con patatas o dorada a la sal (para que se pueda elegir entre carne o pescado)

Postre:

ì  Piña o melocotón en almíbar y dulces navideños (turrón, mantecados, polvorones, etc.).

A las 00.00h por supuesto, las doce uvas de la suerte y una copita de sidra o cava, según la preferencia de cada uno para brindar por la entrada del nuevo año.

         Menú elaborado por María D., Federico, María R., Josefina, Enriqueta, María F., Rosario B., Rosario S., Laura, Pepita R., Lucía S., Rosa y Josefa A.

Cuentos para pensar

Todas nuestras sesiones suelen empezar con un cuento, una historia o un relato para pensar. De entre todas las que hemos leído este año he mos seleccionado una que siempre solemos leer en más de una ocasión, pues siempre nos gusta comprobar como nuestros mayores siguen teniendo ganas de vivir…

        

“Las ranitas en la nata”

(Jorge Bucay)

Había una vez dos ranas que cayeron en  un recipiente de nata.

Inmediatamente se dieron cuenta de que se hundían: era imposible nadar o flotar demasiado tiempo en esa masa espesa como arenas movedizas. Al principio, las dos ranas patalearon en la nata para llegar al borde del recipiente. Pero era inútil; sólo conseguían chapotear en el mismo lugar y hundirse. Sentían que cada vez era más difícil salir a la superficie y respirar.

Una de ellas dijo en voz alta: - “No puedo más. Es imposible salir de aquí. En esta materia no se puede nadar. Ya que voy a morir, no veo por qué prolongar este sufrimiento. No entiendo qué sentido tiene morir agotada por un esfuerzo estéril”.

Dicho esto, dejó de patalear y se hundió con rapidez, siendo literalmente tragada por el espeso líquido blanco.

La otra rana, más persistente o quizás más tozuda se dijo: - “¡No hay manera! Nada se puede hacer para avanzar en esta cosa. Sin embargo, aunque se acerque la muerte, prefiero luchar hasta mí último aliento. No quiero morir ni un segundo antes de que llegue mi hora”.

Siguió pataleando y chapoteando siempre en el mismo lugar, sin avanzar ni un centímetro, durante horas y horas.

Y de pronto, de tanto patalear y batir las ancas, agitar y patalear, la nata se convirtió en mantequilla.

Sorprendida, la rana dio un salto y, patinando, llegó hasta el borde del recipiente. Desde allí, pudo regresar a casa croando alegremente.

         ¿Qué haríais en esta situación…rendirse o seguir luchando…?

Lo más nos gusta de la Navidad


A lo largo del 2012, y como en años anteriores, nos hemos ido juntando en el salón de la residencia todos los del grupo terapéutico para compartir historias de vida, recuerdos y sobre todo mucho, mucho cariño…


Y todo lo que hemos ido haciendo durante este año que está a punto de finalizar es lo que intentaremos reflejar a lo largo de diferentes entradas en nuestro blog durante estas fiestas.


Esperando que os guste, comenzamos…


¿Qué es lo que más te gusta de la Navidad…?

         Siendo un poco curiosos hemos preguntado a nuestros residentes qué es lo que más les gusta o gustaba de estos días festivos, y esto es lo que nos han dicho:

- “La reunión con la familia, el estar todos juntos en casa y sentados en la mesa” (María D.).

- “Al igual que María, me gusta la reunión familiar, pero también el cantar villancicos y sobre todo la Cabalgatade Reyes, la cual esperaba con muchísima impaciencia” (Cristina).

- “Me encantaban las pastas que hacíamos, los mantecados, los polvorones, los rollos…todo estaba buenísimo” (Enriqueta).

- “A mi me gusta todo, no podría concretar, pero si que es cierto que me encantaba el pollo relleno que hacíamos para cenar” (María R.).

- “Lo que más me gusta es el poder estar con mi hijo, porque son días de estar con la familia” (María F.).

- “Yo coincido con lo que han dicho muchas, pero es que lo que más me gusta es la reunión con la familia” (Josefa A.).

- “Nos gusta todo, no podemos decir otra cosa” (Rosita y Rosario S.).

- “El juntarme con la familia, estar con ellos y celebrar las fiestas juntos” (Gloria).

- “Me encanta el movimiento que hay esos días, la actividad y jaleo” (Josefa R.).

- “Me gusta la reunión con la familia por supuesto, pero también el pavo, el turrón y la sidra” (José V.).

- “Son días de estar todos juntos, de reunión” (Federico).


La longevidad: forjando el futuro.

El 14 de diciembre de 1990 la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 45/106, designó el 1º de octubre Día Internacional de las Personas de Edad. 

Este año se conmemora el 10º aniversario de la aprobación del Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento. A medida que aumenta el porcentaje de personas de edad en la sociedad, la audaz visión que se planteó en él, la construcción de una sociedad para todas las edades, es más pertinente que nunca. 

La longevidad es un logro de la salud pública, no una responsabilidad social o económica. Desde Naciones Unidad se lanza este mensaje “En este Día Internacional de las Personas de Edad, prometamos asegurar el bienestar de las personas de edad y lograr su participación de manera significativa en la sociedad a fin de que todos podamos beneficiarnos de sus conocimientos y capacidad”. 


Según el secretario general de Naciones Unidas “debemos plantearnos un nuevo paradigma que armonice el envejecimiento de la población con el crecimiento económico y social y proteja los derechos humanos de las personas de edad. Todos somos, individual y colectivamente, responsables de la inclusión de las personas de edad en la sociedad, ya sea desarrollando medios de transporte y comunidades accesibles, garantizando la disponibilidad de una atención de la salud y unos servicios sociales que tengan en cuenta la edad, o proporcionando un nivel mínimo de protección social suficiente.

Desde El Paular y para conmemorar este dia Internacional nos hacemos eco de la campaña que la Unión Democrática de Pensionistas (UDP) ha lanzado en redes sociales con el nombre de ‘Está en tu mano’,y que pretende romper con los estereotipos que existen sobre el envejecimiento y reivindicar el valor de las personas mayores en la sociedad. La campaña está protagonizada por jubilados y pensionistas, que dan vida a las diez historias diferentes. 

Los protagonistas cuentan en primera persona cómo ser veterano no es incompatible con el desarrollo de actividades que siguen reportando valor a la sociedad, como poner en marcha programas de voluntariado, dar clases o colaborar en un comedor social. 

Aqui os dejamos algunos de estos videos y os deseamos un Feliz Dia de las Personas Mayores .


 El equipo de la residencia geriátrica El Paular

Nuestros residentes hablan del Alzheimer

Hoy 21 de Septiembre es el “Día Mundial del Alzheimer”. El Alzheimer es una demencia,  una enfermedad degenerativa cerebral. Se encuentra dentro del grupo de demencias primarias porque no puede ser considerada como efecto de cualquier otra enfermedad y/o traumatismo. Es irreversible y progresiva, una vez iniciada sigue un proceso no recuperable y generalmente se desarrolla de forma insidiosa.

Desde la Residencia El Paular tenemos muy presente esta enfermedad y para “no olvidar” y hacer un pequeño homenaje a todos aquellos que sufren esta enfermedad y a sus familias, hemos preguntado a nuestros residentes qué es para ellos esta enfermedad, como la definen, como la viven… aquí os dejamos sus opiniones y pensamientos...


  Enriqueta lo define de la siguiente manera: “es algo malo, pues pierden el conocimiento, se vuelven agresivos y se quedan privaditos en la cama; las personas con alzheimer son como niños”. 

 Cristina dice: “es una enfermedad que hace que las personas pierdan la personalidad”. María R. comenta lo siguiente: “en esta enfermedad lo primero que se pierde es la memoria y por eso se escapan de casa”. 

 Federico lo dice claramente: “es algo muy malo, las personas con alzheimer pierden su conocimiento”. 

 Laura y María D. dicen no conocer la enfermedad, aunque saben que es algo malo. 


A lo largo de esta larga conversación también hemos podido conocer la experiencia directa de algunos de nuestros residentes con esta enfermedad

 Enriqueta cuidó de su madre, enferma de alzheimer, y posteriormente de su hermana. Cristina atendió a una prima que enfermó de alzheimer. Ambas coinciden en que son experiencias muy duras y difíciles, que tuvieron que hacer uso de muchísima paciencia. Es algo que no podrán olvidar…

 Nuestros residentes también intentan a ayudar a las personas y familias que sufren Alzheimer y nos dan sus consejos… 



 Federico recomienda buscar un médico entendido en el tema para que ayude a la persona (neurólogo). 

 María D. dice que hay que buscar una persona que les ayude en todas las cosas que tienen que hacer en el día a día (cuidador). 

 Entre todos proponen: sacarles de paseo frecuentemente, tener paciencia con ellos, tener mucha voluntad, recordarles que día es y dónde están, ayudarles en lo que necesiten y, sobre todo… darles mucho cariño.

 Nosotros desde El Paular entre otras cosas, recomendamos acudir a la consulta del neurólogo al detectar los primeros síntomas de la enfermedad, seguir rigurosamente el tratamiento farmacológico, estimular física y cognitivamente, mantener la autonomía el máximo tiempo posible y principalmente, paciencia y cariño.



Las torrijas de los abuelos

Como buenos y buenas cocineros/as que son, nuestros abuelitos nos proponen unas cuantas recetas de productos típicos de la semana santa y la pascua. ¿Alguien se atreve a probar…?

v Buñuelos de calabaza:

¥ Ingredientes:

-        1kg de calabaza

-        1kg y ½  de harina

-        6 huevos

-        1 limón rallado

-        Levadura de panadería

-        Azúcar

-        2 l. de aceite

¥  Preparación:

      Se trocea la calabaza y se pone a hervir con agua. Una vez que está blandita se machaca y la guardamos hasta que esté templada para  poderla amasar bien.



        Mezclamos la harina y la levadura con la ayuda de un colador. Se junta la masa de calabaza con la harina, el azúcar, los huevos y el limón rallado; se mezcla todo muy bien para que quede homogéneo.



       Ponemos en una sartén el aceite y echamos la corteza del limón para saber cuando está caliente el aceite.



      Con la ayuda de una cuchara vamos echando la masa en una buñolera ya caliente; la metemos en la sartén y los vamos sacando conforme los vamos viendo doraditos.



     Antes de comer hay que dejarlos enfriar en una fuente con papel de cocina, que absorbe el aceite. Se pueden comer acompañados de azúcar.

(María D. y Cristina)

           Se debe decir que los buñuelos pueden ser también de viento, arroz o manzana, eso ya va al gusto de cada uno y a la tradición familiar. Y, además de comérselos solos, podemos acompañarlos de una buena taza de chocolate caliente.
Uuuummm, ¡qué ricos!

v Torrijas:

¥ Ingredientes:

-        1l de leche

-        Azúcar

-        Canela en rama y en polvo

-        Huevos

-        Pan del día anterior

-        Aceite

¥  Preparación:

Se pone la leche a calentar con una ramita de canela hasta que hierva un rato; mientras tanto vamos cortando el pan en rebanadas.Retiramos la leche del fuego y la dejamos enfriar. Una vez que está templada vamos mojando el pan en la leche.

        Ponemos el aceite a calentar en una sartén. Pasamos el pan por el huevo batido y echamos las rebanadas en el aceite bien caliente.



       Cuando están doraditas las torrijas las sacamos del fuego y las ponemos en una fuente con papel absorbente; les echamos azúcar y canela en polvo.



         Una vez frías ya están listas para comer.

(María D., Rosario B. y Mario)




¡FELICES VACACIONES!


¡y no os olvidéis de visitar a vuestros abuelos!